EL CONCEJO SESIONÓ DESDE LA ISLA EL ESPINILLO

Con fuertes discursos a favor de una legislación que proteja los humedales e iniciativas parlamentarias propias, el cuerpo se comprometió a defender el patrimonio ambiental de la región.

Concejalas y concejales cambiaron su escenario habitual de acción legislativa del Palacio Vasallo, por un ambiente escolar. En este caso, se trató de un espacio emblemático, la escuela provincial «Marcos Sastre» Nº 1.189 y que está emplazada en la isla El Espinillo, territorio que forma parte de los humedales devastados por incendios intencionales.

Pasadas las 10 del martes 11 de agosto, empezaron a cruzar por grupos concejales, periodistas y personal del Concejo hacia la escuela que funciona bajo la órbita del Ministerio de Educación de la provincia de Santa Fe.

La sesión extraordinaria se inició a las 12 con el izamiento de la bandera, en el mástil del patio de la escuela, acto que encabezó la presidenta María Eugenia Schmuck junto a la directora de la institución, Fabiana Rodríguez, y referentes de grupos ambientalistas. También participó la supervisora María Inés Martínez.

A continuación, la titular del cuerpo hizo entrega de donaciones aportadas por concejales de distintos bloques, útiles escolares y textos. Las autoridades agradecieron y acercaron a los ediles una nota en la que hicieron visibles diversas necesidades de la comunidad escolar a la que asisten hijos de pescadores: servicio de energía a través de paneles solares, dragado del arroyo, agua potable, un centro de salud, entre otras.

Hacia el inicio formal de la sesión que desde el patio se anunció con el sonar de la campana, Schmuck se refirió a “la quema indiscriminada de pastizales” y “a la necesidad de visibilizar a nivel internacional la actual situación de emergencia”, que demanda de manera urgente la sanción de una ley para proteger los humedales. “Los humedales constituyen el 20 por ciento del territorio nacional y estamos en emergencia ambiental, 6.000 hectáreas se han quemado, la tercera parte del territorio de Rosario”, cuestionó.

Y luego se refirió a la sesión histórica de la jornada: “Desde el Congreso de la Nación nos han pedido la versión taquigráfica de este debate”. Si bien explicó que no será vinculante en el tratamiento de los proyectos para hacer realidad una ley de humedales, ponderó que el registro constituye una “manifestación pública” en el proceso legislativo.

A continuación se les cedió la palabra a las organizaciones Mundo Aparte, El Paraná No Se Toca, Amsafé Rosario y otras que integran la Multisectorial por la Ley de Humedales.

Abrió el debate formal la concejala María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, quien se refirió al “ecocidio sin precedentes”. A través de imágenes mostró las urbanizaciones intensivas que se vienen imponiendo desde distintos sectores empresariales en el Delta Inferior y Victoria, estrategias que constituyen un avance sobre los derechos ambientales y sociales. «Ese proceso que se planteaba en principio como una hipótesis y algo alejado, hoy está acá», advirtió la presidenta de la comisión de Planeamiento y convocó a sumar voluntades políticas para “poner primero a la vida y la protección del medio ambiente”.

“Abrazamos a la escuela, los niños y los docentes”. Con esas palabras de agradecimiento a la institución que prestó su espacio para la sesión la presidenta del Frente de Todos-PJ, Norma López, inició su discurso. Si bien la edila consideró que se trata de un problema jurisdiccional, entendió que “desde el Concejo y la provincia debemos avanzar en la construcción de ciudadanía para todos los habitantes”. Con respecto a los incendios y a los problemas sanitarios que acarrean para todos los habitantes, afirmó que “cuando los territorios son sustentables también son territorios saludables”.

Eduardo Toniolli, del Frente de Todos-PJ, planteó la necesidad de “monitorear la calidad del aire” y celebró que se genere una discusión más profunda. “Es alentador que se empiece a dar en el Congreso de la Nación, porque esto tiene que ver con con la manera conque nos relacionamos con la Tierra”, apuntó.

“Esto es desmesurado, ¿por qué tenemos que llegar a este costo ambiental?”, cuestionó Susana Rueda, de Rosario Progresista, y apuntó contra “los lobies que presionan y que, hasta ahora, siempre ganan”. Y convocó a transformar los tiempos que vienen: “Tenemos la obligación de cambiar, tenemos que estar de este lado de la historia, del lado de los que quieren cambiar el modelo productivo”.

María Luz Olazagoitía, de Ciudad Futura-FSP calificó a la sesión extraordinaria como un hito histórico. “No queremos imponer nuestra visión desde Rosario, sino estamos acá para comprometernos con las soluciones. Lejos de los discursos gandrilocuentes, queremos comprometernos, y destacar este gesto políticos de hacernos presentes con nuestros cuerpo y cuerpas en la Isla del Espinillo”, expresó.

Caren Tepp, presidenta del mismo bloque, auspició que salir a sesionar más allá de las paredes del PalacioVasallo “sea el primer paso”, más allá de que fue “una decisión que tuvo mucha resistencia” . Y luego afirmó: “Tenemos que discutir cómo hacer modelos más sustentables y decirle no al ecocidio, al avance del progreso por encima de la vida. Hay que avanzar en proyectos que tengan la voz real de estos territorios, avanzar sobre la protección de los bienes comunes y en un inventario de humedales para lograr su protección, democratizar los recursos, incorporar los procesos académicos y de investigación a la hora de realizar estudios de impacto ambiental. Necesitamos leyes antimonopólicas de uso del suelo y frenar a los urbanizadores para que no avancen con hechos consumados”, criticó.

Para Agapito Blanco, de Cambiemos, “todo tiene un denominador común que es la política”. Y al respecto señaló: “Yo sí quiero repudiar lo que pasa todos los días y desde hace décadas. Hay empresarios inescrupulosos pero nosotros le permitimos que avancen, hay una responsabilidad de toda la política. Se han quemado 500.000 hectáreas, un hecho delictivo que desde la política no se ha podido resolver. Hagámonos cargo, porque si los responsables no están tras las rejas, es por culpa de la política”.

Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista (PDP) informó sobre sus proyectos, entre ellos una ordenanza en la que se modifica el artículo 5º de la ordenanza Nº 5.820 que establece normas de calidad de aire para el control de la contaminación atmosférica. Además de referirse a la necesidad de avanzar en «voluntad política» dio ejemplos de otras ciudades del mundo, como el caso de Colombia.

Mónica Ferrero, del bloque Socialista, argumentó sobre la biodiversidad de los humedales y “la tierra arrasada” que quedó tras las quemas insdiscriminadas. “No podemos sostener un modelo que atente contra la naturaleza y la vida silvestre”. Y convocó a trabajar de manera plural en el día después “en la forma de restauración de los humedales”, incluyendo diferentes instancias jurisdiccionales y con la inclusión de las organizaciones políticas y ambientalistas. “Hoy estamos dando un paso importante y dando un aporte desde la ciudad. No tenemos un planeta B como dicen las consignas ambientales”, declamó.

Marina Magnani, de Unidad Ciudadana, rescató especialmente la decisión política de realizar la sesión extraordinaria desde la isla como forma de visibilizar el conflicto y amplificar su debate. “Esto no es una venta de humo como algunos periodistas publicaron en Twitter”, bramó. Luego se refirió al modelo “extractivista” que diezmó Santa Fe desde tiempos de la Forestal, y continuó a través del monocultivo, lógica conceptual en la que incluyó “la quema de pastizales”. Además, se refirió a “la persecusión judicial” que sufren los concejales y que no les permite “nombrar a los empresarios inescrupulosos”. Y a continuación preguntó con tono crítico: “¿ Y qué hace el Poder Judicial? ¿Dónde está la intervención de los fiscales?”.

Germana Figueroa Casas, de Juntos por el Cambio, expresó que “lo que necesitamos es una solución, por eso tenemos que recurrir a la justicia, porque falló la política”. Con respecto a la sanción de una ley que protega los humedales, opinó que debe tratarse con “una visión federal”. Y reforzó sobre el rol: “Nuestra posición es hacer la mejor legislación posible en nuestro campo de acción, teniendo en cuenta a las organizaciónes ambientalistas y también a los isleros, como ellos se dicen”.

Fabrizio Fiatti, de Creo, agradeció a las autoridsderd porpermitir “esto que es una sesión pero que ante todo es un acto político”. Acá el único conflicto es aumentar la protección que tienen que tener los humedales y lo tenemos que hacer entre todos, tenemos que construir acuerdos. Entender el ambiente desde una mirada ecocéntrica y no antropocéntrica.

Los proyectos

Como mecánica parlamentaria, en esta oportunidad primero se abrió el debate y luego se votaron por unanimidad los 19 proyectos previamente consensuados.

Entre los diversos temas aprobados en la reunión extraordinaria celebrada hoy, martes 11 de agosto, una ordenanza que modifica la de control de calidad del aire y dispone se establezcan estaciones de monitoreo automáticas.

Se dio curso asimismo a una declaración en la que el Concejo declara su compromiso de participación institucional en acciones para la conservación del humedal; la creación de una Comisión Asesora Permanente de Seguimiento y Evaluación para la Conservación de Humedales y una resolución por la que se convoca a una jornada pública sobre la ley nacional de humedales.

Por otra parte se aprobaron varios pedidos de gestiones y de informes sobre la temática de la situación en las islas, entre ellas respecto a las causas que el municipio se presentó como querellante y sobre reforestación de zonas quemadas.

Piden se de cumplimiento a resolución de la Cámara Federal de Rosario y por otra parte, promueven diálogo legislativo interjurisdiccional.

Control de calidad del aire

Del edil Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista, y una iniciativa similar del concejal Eduardo Toniolli, del Frente de Todos-PJ, a quien acompañan sus pares de bancada, Alejandra Gómez Sáenz y Norma López; Zeno, y Carlos Cardozo, de Juntos por el Cambio, de aprobó una ordenanza por la que se modifica el artículo 5º de la ordenanza Nº 5.820 que establece normas de calidad de aire para el control de la contaminación atmosférica.

En la nueva redacción del artículo se dispone que “la determinación del grado de contaminación existente se llevará a cabo, durante lapsos de muestreo que comprendan variaciones climatológicas estacionales, si las hubiera, y considerando los ciclos de operación o de ocurrencia de emisiones del sector. Asimismo, los períodos de medición deben reflejar las variaciones diurnas y nocturnas y los niveles pico”.

Se determina asimismo que el número de puntos de muestreo y su ubicación deberán permitir que se detecten las variaciones de concentración debido a las fuentes existentes” y se establece que “el municipio deberá llevar a cabo por sí, o por terceros, mediciones de calidad del aire sistemáticas y continuas, realizadas en estaciones de monitoreo automáticas que permitan registrar la variabilidad de las concentraciones de los contaminantes del aire previstos por la ordenanza, durante las 24 horas y los 365 días del año”.

En la ordenanza se precisa que a partir de la información extraída sobre la calidad del aire, las autoridad de aplicación prevista, planificará de forma periódica las medidas necesarias para revertir el desvío respecto a los niveles guía establecidos en la normativa.

De igual manera se contempla que la información que arrojen las mediciones será considerada “información de acceso público” y se pondrá en conocimiento de la comunidad mediante la publicación y actualización diaria de los indicadores de calidad del aire -de fácil interpretación- en diversas plataformas virtuales como la página web del municipio, así como en cartelería electrónica existente o a colocarse en la vía pública, dando a conocer horario de medición, concentraciones de los contaminantes del aire previstos en la ordenanza, y “un índice que, teniendo en cuenta los límites establecidos, determine si la calidad del aire es buena, admisible, mala o muy mala”.

Se votó también un decreto que encomienda al Departamento Ejecutivo la instalación de estaciones de monitoreo automáticas que, de manera continua, registren los valores de concentración de los contaminantes del aire previstos por la ordenanza Nº 5.820, de forma simultánea con los valores de ruido y las variables meteorológicas. En cuanto a la localización de las mismas se plantea que será definida con los antecedentes de muestreo que posee el municipio en el sector céntrico de la ciudad y considerando las variables operativas de instalación y mantenimiento.

En los considerandos de la ordenanza se marca que “según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 9 de cada 10 ciudadanos de todo el mundo respiran aire sucio, y 7 millones de personas mueren prematuramente cada año debido a la contaminación del aire”.

En el mismo sentido se expresa que “la contaminación tóxica del aire se presenta como un asesino invisible: un tercio de las muertes por accidentes cerebrovasculares, cáncer de pulmón y cardiopatías se deben a la contaminación del aire” y agrega que “en los niños también se ven los efectos catastróficos: a nivel mundial, hasta un 14 por ciento de los menores de 5 a 18 años tienen asma relacionada con la contaminación del aire”.

Compromiso en acciones para la conservación del humedal

De la concejala Lorena Carbajal, del bloque Socialista, a quien acompañaron sus pares de bancada, Mónica Ferrero y Verónica Irizar; Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista, Fabrizio Fiatti, de Creo; la presidenta del Concejo, María Eugenia Schmuck, y Susana Rueda, de Rosario Progresista, se aprobó una declaración en la que el cuerpo “declara su compromiso en la participación institucional” en diversas acciones “en pos de la conservación del humedal del Delta e islas del Paraná”.

Entre ellas plantea la “inmediata implementación del Plan Integral Estratégico para la Conservación y el Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná (Piecas DP), con plena participación de la ciudad de Rosario, atento a lo establecido en la Carta de Intención del Plan, donde consigna taxativamente que: ‘las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe, conforme sus ordenamientos jurídico institucionales, convocarán a los municipios con competencia territorial en el área Delta del Paraná a efectos de consensuar internamente sus propuestas para la elaboración e implementación del referido plan integral”.

En el mismo sentido respecto al plan de evaluación ambiental sistemático en el Delta e islas del río Paraná en conjuntos con la Universidad Nacional de Rosario, organizaciones ambientalistas de la ciudad y en colaboración con los ministerios de Ambiente y Cambio Climático de la provincia de Santa Fe y de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

Asimismo sobre la coordinación y articulación de recursos interjurisdiccionales para la actuación inmediata en la eliminación progresiva de terraplenes ilegales y la implementación de un plan de ganadería sustentable de cumplimiento obligatorio en la zona de delta e islas.

Expresa también el “acompañamiento a las iniciativas presentadas en el Congreso de la Nación para lograr una pronta sanción de la ley de humedales”; promoción de la educación ambiental y científica, tanto a nivel de escuelas e instancias educativas municipales como a través de convenios y articulación con el Ministerio de Educación provincial y la Universidad Nacional de Rosario, tendiendo a la “ambientalización” de las currículas, y acerca de la aprobación de normativa local que establezca nuevos hábitos de consumo y restricciones a la entrega de plástico de un solo uso, al igual que gestiones para que se avance en la Legislatura provincial en la sanción de una ley de responsabilidad extendida del productor respecto de los envases que contaminen la cuenca.

Se dio asimismo curso a un decreto que encomienda al Departamento Ejecutivo para que “a través de convenios ya suscriptos, o los que sea necesario firmar, realice acciones en conjunto con el Ministerio de Educación de la provincia de manera de ir involucrando en sensibilización y acciones de voluntariado a jóvenes estudiantes secundarios”.

Los ediles aprobaron también una resolución por la que el Concejo Municipal resuelve implementar en 2020, a través de la Dirección de Educación el Parlamento Ambiental, establecido por decreto Nº 27.524, para que estudiantes de escuelas secundarias trabajen en propuestas ambientales tendientes a la preservación del Delta e islas del río Paraná, para luego debatir en el recinto de sesiones, o a través de plataformas virtuales, con representantes de otras escuelas.

Mesa de Seguimiento y Evaluación sobre humedales

De la concejala Mónica Ferrero, del bloque Socialista, junto a sus pares de bancada, Verónica 

Irizar y Lorena Carbajal; María Luz Olazagoitía, de Ciudad Futura-FSP; la presidenta del cuerpo, María Eugenia Schmuck, Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista; Fabrizio Fiatti, de Creo, y Susana Rueda, de Rosario Progresista, se aprobó una ordenanza por la que se constituye la Mesa Especial de Seguimiento y Evaluación para la Conservación y Protección Efectiva de los Humedales en el ámbito de la Municipalidad.

Tal Mesa la presidirá el o la titular del Departamento Ejecutivo, o un representante del mismo y será secretario/a la o el presidente del del Concejo y la integrarán un coordinador que será un representante del Ejecutivo con conocimiento de la temática, un representante por cada uno de los bloques del cuerpo legislativo y los miembros invitados.

La referida Mesa tendrá por objetivos: abordar todos aquellos asuntos cuya temática resulte vinculada con la protección del medio ambiente en la zona de islas, efectuando un seguimiento y evaluación de los distintos eventos que posean la potencialidad de impactar en la calidad del ambiente de la ciudad de Rosario, y conformar un espacio de coordinación y construcción de consensos entre las partes intervinientes en torno a propuestas y acciones concretas referidas a los humedales del Delta del Paraná, para su conservación y restauración.

De igual modo serán objetivos de la Mesa “hacer prevalecer los principios precautorio y preventivo, reduciendo las intervenciones antrópicas en los humedales”, así como promover el desarrollo de mecanismos o procedimientos específicos para proteger y conservar la biodiversidad de los humedales; fomentar actividades de conservación, gestión y uso sostenible de los humedales, y también incentivar actividades de restauración eco sistémico de los mismos con el objetivo de recuperar sus características naturales.

También se propone “evitar procesos que tiendan al uso especulativo del suelo, impulsar la investigación y la creación de publicaciones referidas a los humedales y promover proyectos que den cuenta y aporten en la conservación de los servicios eco sistémico del humedal”.

Se plantea como miembros invitados de la mesa a representantes del organismo con mayor nivel jerárquico con competencia ambiental de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos; la Cámara de Diputados de la Nación, las legislaturas de Santa Fe y Entre Ríos, respectivamente, y la Multisectorial por la Ley de Humedales y dos representantes en cada caso de organizaciones ambientalistas y de la Universidad Nacional de Rosario.

Se dispone que la Mesa se reunirá como mínimo una vez al mes.

Jornada sobre la ley de humedales

De la concejala María Luz Olazagoitía, de Ciudad Futura-FSP, con sus pares de bloque, Jesica Pellegrini, Pedro Salinas y Caren Tepp, se votó una resolución por la que el cuerpo convoca a una Jornada Pública sobre la Ley Nacional de Humedales, con el objetivo de promover espacios de discusión sobre la posibilidad de avanzar en la sanción de una ley nacional de humedales como solución definitiva a diversos problemas ambientales, entre ellos las sucesivas quemas intencionales en las islas entrerrianas ubicadas frente a la ciudad de Rosario.

Municipio como querellante

De la concejala Ana Laura Martínez, de Juntos por el Cambio, a quien acompañaron sus pares de bloque, Alejandro Rosselló, Carlos Cardozo y Germana Figueroa Casas, y Daniela León, de la Unión Cívica Radical/Juntos por el Cambio, se dio curso a un decreto por el que se encomienda al Departamento Ejecutivo que a través de la Subsecretaría Legal y Técnica “informe las causas penales en las que se constituyó como querellante y su estado procesal, como así también de aquellas causas en las que no lo hizo y su motivo”, respecto a las diferentes presentaciones sobre los incendios en las islas.

Exhortan a cumplir resolución de la Cámara Federal

Del edil Roy López Molina, de Cambiemos, y su par de bancada, Agapito Blanco, se votó una declaración por la que el Concejo Municipal de Rosario “exhorta a la provincia de Entre Ríos y al Estado nacional el cumplimiento de la resolución dictada por la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario el 24 de julio del 2020, respecto a las medidas cautelares dictadas con el objeto de prevenir la generación de focos ígneos a lo largo del Delta del Paraná, en particular de la zona frente a la ciudad de Rosario”.

Propician reunión interjurisdiccional

Se aprobó una resolución suscripta por Caren Tepp y sus pares de bancada de Ciudad Futura-FSP, Pedro Salinas, Jesica Pellegrini y María Luz Olazagoitía; la presidenta del cuerpo, María Eugenia Schmuck; Fabrizio Fiatti, de Creo; María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular; Susana Rueda, de Rosario Progresista; Daniela León, de la Unión Cívica Radical/Juntos por el Cambio, y Norma López, del Frente de Todos-PJ, por la que el Concejo se dirige al Concejo Deliberante de la ciudad de Victoria “con el objetivo de convocar a una reunión de diálogo legislativo interjurisdiccional contra los incendios en las islas y en defensa del humedal”.

Se plantea que dicho encuentro de trabajo tendrá por objetivo “complementar enfoques respecto al ordenamiento territorial sustentable en las islas y terrenos que forman parte del humedal (pertenecientes a ambas jurisdicciones), y también a poder compartir herramientas y propuestas que tiendan a la regulación de usos de suelo, el control y la sanción de usos indebidos por parte de ambas ciudades”.

Reforestación en zonas quemadas

De los ediles Marina Magnani y Andrés Giménez, de Unidad Ciudadana, se votó un decreto que solicita al Departamento Ejecutivo que realice las gestiones pertinentes ante los gobiernos de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación “para que de manera inmediata realicen tareas de reforestación de la flora autóctona en los campos quemadas del Delta del Paraná, en las zonas afectadas que pertenezcan a la jurisdicción pública de los estados provinciales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − tres =