El Banco Municipal anunció líneas de créditos destinados a pymes, mipymes, asociaciones, consorcios y clubes

Un total de 3 mil millones de pesos para capital de trabajo y proyectos de leasing, inversión productiva e impacto ambiental, con tasas muy competitivas.

En el marco del 127 aniversario del Banco Municipal de Rosario, el intendente Pablo Javkin junto con el presidente de la entidad, Claudio Forneris, presentaron nuevas líneas de crédito que contemplan ampliar la asistencia crediticia con tasas muy competitivas para impulsar inversiones y así consolidar la actividad de empresas, pymes, consorcios y asociaciones.

En el acto realizado en el auditorio del Banco, el intendente expresó: “Tuvimos varias etapas. La primera fue sobrevivir a la pandemia asistiendo a empresas, industrias y comercios, y ahora es tiempo de crecer. Las líneas de crédito son de tres mil millones de pesos, con tasas subsidiadas, la más alta es de 69 y otras de 49, a cuatro años, con tasas fijas, otras en las que hemos hecho un aporte como municipio y por eso hemos subsidiado la tasa”.

Y continuó: “Las nuevas líneas tienen grandes objetivos: asistir a nuestras pymes para que crezcan y que puedan generar capital de trabajo; por otro lado, dos grandes prioridades que tenemos, las líneas ambientales: cómo hacemos para cambiar el uso de la energía o cómo avanzamos en la sustitución con bienes de capital que nos permitan transformar en ese uso de la energía, por ejemplo, colocando luces led en un club se realiza un ahorro energético. Y por el otro lado, los bienes de capital para la economía del conocimiento, que no tenemos dudas, es el futuro”.

“La novedad es que estos créditos van a estar destinados a asociaciones, a consorcios y a personas, es decir, clubes, vecinales, asociaciones civiles, que necesitan hacer una inversión grande. Como Banco Municipal, este es el único que hay en el país y tenemos como desafío que sea un banco eficiente, que gane plata, que logramos que suceda el año pasado, y que pueda realizar préstamos al sector privado. Y este anuncio de las líneas de crédito es un paso muy importante para que la economía real crezca”, finalizó Javkin.

Por su parte, Forneris detalló: “Hace 127 años, el Banco se creó con el objetivo de reducir la especulación, se fundó con un objetivo social y creemos que debemos atender la necesidad de los ciudadanos. Por eso, salimos de la lógica tradicional de otros bancos, porque somos un banco público, para llegar a los ciudadanos que son las familias, los emprendedores, a las instituciones y a las pymes. Y estos sectores son los que necesitan estas líneas de crédito”.

Detalles de las líneas de crédito

Las tres líneas de crédito están destinadas a clientes y son:

  • MiPymes: para capital de trabajo, con tasa subsidiada por la Municipalidad de Rosario. Tanto para pymes como para personas con actividad comercial. Hasta $10 millones. TNA subsidios: 69,5% Hasta 12 meses.
  • Impacto Ambiental: para proyectos de energía renovable. Para MiPymes. Hasta $30 millones. TNA 69,5%, hasta 12 meses. Para instituciones, consorcios, clubes y asociaciones. Hasta $10 millones. TNA 64,5% hasta 24 meses. Para bienes de capital, software, infraestructura, proyectos de sostenibilidad. Inversión productiva.TNA 64,5%, hasta 42 meses y 6 de gracia.
  • Leasing. Para MiPymes destinado a adquisición de maquinarias y rodados, de origen nacional. Hasta $50 millones. TNA desde 49% Plazos: 24, 36, 49 o 61 meses.

127 años de trayectoria

El Banco Municipal de Rosario se creó el 1° de febrero de 1896, por iniciativa del intendente de aquel entonces, Floduardo Grandoli. Fue creado a través de una Carta Orgánica del Banco Municipal de Préstamos y Caja de Ahorros con instalaciones en San Juan 755/63. La casa fue alquilada a Juan Cafferata en un área de gran desarrollo comercial.

Tiempo más tarde, el 1º de febrero de 1905, el Concejo Deliberante, sancionó la ordenanza de creación de la Carta Orgánica del Banco Municipal de Préstamos y Caja de Ahorros, que años después se convirtió en el Banco Municipal de Rosario. Eudoro Díaz, fue quien en el Concejo Deliberante defendió el proyecto de los intereses –ligados a la usura internacional– que intentaban frenarlo.

El 14 de mayo de 1940, por ordenanza Nº 31, el intendente Alberto Baraldi dispone su cambio de denominación y pasa a llamarse Banco Municipal de Rosario.

Hoy el Banco Municipal de Rosario es una entidad autárquica y agente financiero de la Municipalidad de Rosario, tiene 14 sucursales en las ciudades de Rosario, Santa Fe y San Lorenzo, y un centenar de cajeros automáticos en ocho localidades de la provincia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *