ECOGRAFÍA DE CADERA EN BEBES

La ecografía de cadera en bebés es un método que no produce radiación. Se utiliza ultrasonido para el diagnóstico más confiable de displasia de cadera.
Se considera que la Displasia del desarrollo de caderas, es una enfermedad evolutiva en el tiempo, que se produce cuando la cabeza femoral no se ubica adecuadamente en el acetabulo.
Se puede desarrollar en la vida intrauterina como en los primeros meses de vida postnatal.
La prevalencia es de 1 a 2 casos cada mil nacimientos. Solo el 2% son realmente congénitas y suelen corresponderse con síndromes genéticos o enfermedades neuromusculares.
La ecografía de cadera es un estudio que no necesita preparación previa.
Resulta muy apropiada en los primeros meses de vida y es superior a la Rx. de pelvis visualizando la cabeza femoral cartilaginosa y el acetabulo que estén correctamente ubicados. Además permite estudiar en forma dinámica la articulación y su estabilidad.
En general no se recomienda hacerla antes de la tercera semana porque la articulación aún es inestable, pudiendo generar un falso diagnóstico.
El mejor momento para realizar el estudio es a partir de la sexta semana y antes de los 6 meses.
El estudio no es obligatorio, pero se recomienda realizar la ecografía en grupos de riesgos como: – primer nacimiento de sexo femenino.

  • antecedente de escaso líquido amniótico durante el embarazo.
  • embarazo gemelar
  • presentación podalica
  • antecedentes familiares de displasia de cadera.
  • si el pediatra considera necesario por exámen clínico dudoso o con gran sospecha; chasquidos, asimetría de miembros, asimetría de pliegues cutáneos, limitación en la abducción, maniobra de Barlow(cadera luxable.) , Maniobra de ortolani( cadera reducible).
  • Marcela Dinorfo . MR Audiovisual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + once =