Disco Sopa

El viernes 30 de septiembre, los participantes visitarán verdulerías con el objetivo de recuperar mercadería próxima a descartar pero apta para el consumo, las que se utilizarán el día siguiente

El 29 de septiembre es el Día Internacional de la Concientización sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, y en este marco la Secretaría de Ambiente y Espacio Público de la Municipalidad de Rosario convoca a 50 voluntarios y voluntarias para que el viernes 30 de septiembre se sumen a una jornada de recuperación de alimentos.

Los participantes deberán visitar verdulerías adheridas a la campaña municipal “Los alimentos no se tiran”, recuperar verduras maduras o de apariencia imperfecta pero aptas para consumo y asistir a una nueva edición de Disco Sopa: una jornada de cocina colaborativa para concientizar sobre el desperdicio de alimentos y promover el consumo responsable que tendrá lugar el sábado 1° de octubre, a partir de las 17h, en la pérgola del Mercado del Patio (Cafferata 729).

Quienes estén interesados en sumarse a la jornada del viernes 30 de septiembre deberán inscribirse en el siguiente formulario detallando el turno en el que asistirán: por la mañana de 10 a 12 o por la tarde de 15 a 17 h.

En tanto, el sábado 1° de octubre, se invita a toda la comunidad a participar de manera gratuita y sin inscripción previa del evento de cocina colaborativa que tendrá lugar en el Mercado del Patio y en el que se utilizarán las verduras recuperadas para cocinar un risotto que podrá degustarse al cierre del encuentro. La actividad se suspende por lluvia.

Así, bajo la dirección de la chef rosarina Cecilia Castagno los asistentes se dividirán en grupos con diferentes tareas y responsabilidades como limpiar, pelar, cortar, entre otras, hasta elaborar un gran risotto colaborativo. Se sugiere que las y los vecinos lleven cubiertos (cuchillos, tenedores y pelapapas) y un recipiente hermético donde puedan llevarse el risotto. Además, en la ocasión, el grupo Mery Jane amenizará la jornada con música.

Cabe remarcar que los días previos al evento, equipos de la Dirección de Gestión Integral de Residuos sumarán nuevos adherentes a la campaña municipal con el objetivo de que dichas verdulerías destinen un sector del local para ofrecer al público mercadería que se encuentra algo más madura o al límite de ser desechada, a un precio inferior al habitual. 

Campaña municipal Los alimentos no se tiran

Para reducir el desperdicio de alimentos, el municipio impulsa la campaña Los alimentos no se tiran. La propuesta lleva adelante distintas acciones, como la recuperación de frutas y verduras que serían desechadas en el Mercado de Productores, para donarlas a entidades beneficiarias del Banco de Alimentos Rosario.

En la ciudad, un habitante genera en promedio unos 60 kg de desechos de alimentos por año; más de la mitad del desecho alimentario total está producido por hogares, representando unas 200 toneladas por día. 

En tanto, la cartera de Ambiente y Espacio Público pone a disposición la guía para reducir el desperdicio de alimentos, con recomendaciones y prácticas que promueven el consumo responsable, logrando aprovechar mejor los alimentos

Voluntariado ambiental

Promueve la participación de los ciudadanos y ciudadanas en acciones de sensibilización, cuidado y respeto ambiental. Un voluntario tiene una decisión personal, una determinación y voluntad individual de destinar su tiempo a una causa común y de interés general. La participación tiene un carácter libre, gratuito y solidario.

Disco Sopa

Se trata de una iniciativa para reflexionar sobre la gran cantidad de alimentos que se pierden o desperdician a causa de prácticas inadecuadas o malos hábitos de consumo. 

La primera de estas jornadas de recuperación de alimentos, cocina comunitaria, participación ciudadana y música en vivo, se realizó en Alemania en el año 2012. La iniciativa se extendió rápidamente por Europa y América Latina. En Argentina, la primera edición se concretó en el 2014.

El desperdicio de alimentos, en números

A nivel mundial, un tercio de los alimentos producidos se tira. La lista es encabezada por frutas y verduras, luego le siguen cereales y carnes, y posteriormente lácteos. Así, miles de toneladas de alimentos terminan en la basura o se malogran durante toda la cadena de producción, el transporte hasta los mercados y en el hogar.

La producción y manufactura de alimentos consume recursos naturales, económicos, energéticos y humanos. Si bien es un problema de escala global, cada uno desde su lugar puede aportar para revertirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 5 =