Detuvieron al titular del auto que atropelló y abandonó a una mujer en moto.

Ana María Altamirano tenía 35 años y era madre de un nene pequeño

Cerca de la 22.30 del viernes, en vísperas de Año Nuevo, circulaba a bordo de su moto Gilera 110 cc por la Ruta S18 cuando fue atropellada por un auto cuyo conductor se dio a la fuga. Ingresó al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez con un severo traumatismo de cráneo; peleó por su vida, pero falleció la mañana posterior. En la noche de este domingo fue detenido el titular del vehículo, que lo había denunciado como robado.

 En las redes sociales se impulsó una campaña para solicitar información sobre el automovilista que la atropelló y se escapó. Esa misma madrugada apareció un Peugeot 408, de similares características a las aportadas por testigos, tumbado a la vera de un camino rural a pocos metros del lugar del siniestro: en el Camino Viejo a Soldini.

Según informó oficialmente la Fiscalía, el auto contaba, al momento del hallazgo, con un pedido de secuestro por sustracción en vía pública el 1/1. La denuncia fue realizada por su titular, identificado como D.U., de 40 años, en comisaría 19ª, quien manifestó que su vehículo fue robado en la vía pública en la zona de calle Castellanos 4000, en momentos en que se encontraba en casa de un familiar.

Tras diversas medidas investigativas realizadas durante los últimos dos días, el fiscal dispuso, en horas de la noche este domingo, la detención del titular del vehículo Peugeot 408, identificado como D.U., de 40 años. El mismo será llevado a audiencia imputativa en los próximos días. Los detalles de la imputación se reservan para la audiencia.

La mujer era de barrio Puente Gallego y en Facebook hubo cientos de mensajes de conmoción, dolor y pedido de justicia ante la noticia. “Ana era una chica trabajadora, muy amable, muy querida por su familia y sus compañeros de trabajo. Era única por su forma de ser, siempre positiva, siempre de buen humor, siempre al pendiente de ayudar a quien de verdad necesitaba de su ayuda. Una señorita con todas las letras, una gran amiga… Qué tristeza. Fuerza para tu familia y que de verdad sea justicia y no solo una estrella más en el barrio”, fue una de las publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 1 =