DESCONEXIÓN SIDERAL .

Alejandra Gómez Sáenz , Concejala del bloque Frente de Todos – PJ

En diversos aspectos no estábamos preparados para enfrentar la pandemia. Por eso, además de las políticas de cuidado para la prevención, fueron necesarias medidas que restringieran la circulación, el contacto estrecho y las concentraciones, entendiendo que somos las personas el vector de contagio. Esas medidas, al principio de la crisis de forma más prolongada y ahora de manera intermitente, son las que permiten que los sistemas de salud no colapsen, al evitar no solamente que aumenten los casos de Covid sino también otro tipo de accidentes que pueden necesitar camas críticas. De la misma manera, pienso que el sistema de educación no estaba preparado para la pandemia y no por responsabilidad de ninguno de los actores que lo sostienen activo, sino porque atravesamos desde hace algunos años un cambio pedagógico y tecnológico muy importante, que seguramente iba a ir rotando paulatinamente y adaptándose tanto para docentes, directivos, estudiantes y familias. Pero tuvimos que poner en marcha, de un día para el otro, la virtualidad como modalidad educativa, para la que hacían falta muchos recursos e infraestructura. La brecha se presentó ante nosotrxs, en este campo también, con una contundencia absoluta.
El futuro llegó hace rato, pero ¿qué hacemos con él? La semana pasada tuve la oportunidad de reunirme con “Padres y Madres por la Salud Publica”, grupo que viene organizándose en distintos aspectos para poner en el eje de su reclamo la necesidad de pensar y ejecutar políticas públicas que cuenten con la mirada de lxs distintxs actores que conforman la educación, alejados de los discursos que presionan para sostener una presencialidad que pone en riesgo a todxs. Son reconocedorxs del esfuerzo de les docentes y vienen trabajando por una educación que, como proyecto, tenga en su centro el cuidado de la vida. Uno de los puntos que abordamos, y nos propusimos trabajar conjuntamente, es el acceso a las herramientas materiales y simbólicas que garanticen la posibilidad de que todxs lxs niñxs puedan sostener el vínculo con su espacio educativo a través de la virtualidad.
También presenté en el Concejo un proyecto para crear la Unidad de Cyber Reutilización, para que a través del esquema de recolección de descartes electrónicos, con el que ya cuenta la Municipalidad, se pueda abonar a un taller que seleccione componentes útiles y se puedan reciclar notebooks, netbooks y computadoras de escritorio. El impacto ambiental de este proyecto es importantísimo, dando una segunda vida útil a materiales que se degradan muy lentamente. Y el impacto socio-educativo también, porque esas computadoras serían repartidas entre familias e instituciones que las necesiten para afrontar la virtualidad. De esta situación salimos entre todos y todas, y de manera colectiva. No queda otra.
(Alejandra Gómez Sáenz | Concejala del bloque Frente de Todos – PJ).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × cinco =