Cristina postergó su regreso de Cuba hasta el domingo

La vicepresidenta electa Cristina Kirchner pidió autorización para extender su estadía en Cuba, donde desde principios de año se encuentra internada su hija Florencia bajo tratamiento médico. La ex mandataria debía regresar ayer al país, pero solicitó a la Justicia autorización para permanecer hasta el fin de semana próximo en La Habana.

El planteo fue presentado antes los Tribunales Orales Federales (TOF) Nº2 y Nº7, que juzgan a Cristina por posibles hechos de corrupción durante sus gobiernos.

La senadora nacional partió hacia La Habana el 1º de noviembre pasado y la autorización vencía ayer. Pero, por intermedio de su defensa, a cargo de Carlos Beraldi, pidió permanecer en Cuba hasta el sábado, inclusive.

Cristina realizó siete viajes a La Habana desde que Florencia comenzó su tratamiento médico. La última salida del país se extendió hasta el 8 de octubre, a pocos días de las elecciones generales que determinaron su regreso al poder, ahora como vicepresidenta de la Nación.

El Tribunal Oral Nº5 es el responsable de juzgar a la familia Kirchner por lavado de dinero y había ordenado información actualizada sobre el estado de salud de Florencia.

El requerimiento judicial apuntaba a conocer detalles sobre su estado y qué clase de tratamientos está recibiendo.

Pese a las especulaciones sobre un agravamiento en la salud de la joven, el nuevo informe reitera que su diagnóstico no ha variado. La hija de CFK sufre un “trastorno de estrés postraumático y un linfedema ligero de miembros inferiores”, indica la documentación.

Argumentos

En los papeles se señala que Florencia está recibiendo los tratamientos necesarios, pero no menciona que se encuentre internada. Aunque quienes la asisten reiteraron que no se encuentra en condiciones de viajar, ya que eso podría agravar su cuadro.

A través de la Cancillería, el TOF Nº 5 ya había tomado algunas medidas. Con un exhorto enviado a la Embajada Argentina en La Habana, le ordenó a Florencia presentarse allí cada 15 días.

El TOF Nº 5 juzgará a Cristina, Florencia y Máximo Kirchner por lavado de dinero en las causas Hotesur y Los Sauces, las dos firmas familiares.

En el caso de la inmobiliaria, se estimaron operaciones por encima de 30 millones de pesos, mientras que con la empresa hotelera la justicia cree que se blanquearon unos 80 millones de pesos.

La Justicia sostiene que, en principio, no hay urgencia para que Florencia regrese a la Argentina, ya que el juicio que la familia Kirchner debe enfrentar por maniobras de blanqueo no iniciará sino hasta dentro de varios meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + ocho =