Cristina homenajeó a Eva Perón en San Juan y acusó a Macri de «maltratar al pueblo»

La presidenta encabezó un homenaje junto al gobernador Sergio Uñac. «Puedo mirarlos a los ojos porque no los traicioné».

Cristina Kirchner realizó un homenaje a Eva Perón a 67 años de su muerte, acompañada por el filósofo Eduardo Peñafort y con el gobernador Sergio Uñac en la primera fila de la platea aplaudiendo.

Al final de su discurso Cristina lo invitó a subir al escenario montado en el en el estadio Aldo Cantoni junto al antecesor, el diputado José Luis Gioja, una foto de campaña de las que no suele regalar desde que decidió ser compañera de fórmula de Alberto Fernández.

«No se puede maltratar tanto a un pueblo. Nadie se merece ser tan maltratado. Les pido que ayudemos a que las cosas puedan cambiar en el país. Tenemos que convencer y persuadir a nuestros vecinos», fue una de sus frases, sentada en una banqueta y en diálogo permanente con Peñafort.

Fue un intercambio más emotivo que los que suele tener cuando presenta su libro «Sinceramente», como hará este sábado en Mendoza, acompañada por su compañera en el Senado y candidata a gobernadora Anabel Fernández Sagasti, que compite por la Gobernación contra el radical oficialista Rodolfo Suárez.

Cristina llegó a lagrimear cuando recordó escenas de la película «Juan y Eva», pero aprovechó varias evocaciones a la ex primera dama para atacar al Gobierno.

«Se la criticaba mucho porque construía los hogares para los chicos con los mejores muebles y cortinados, pedía que les cambiaran la ropa cada seis meses, pero ella explicaba el concepto de la dignidad de los pobres, que tienen derecho a tener las mismas cosas», la recordó.

«Esto también pasa ahora cuando te quieren convencer de que tenés que tomar algo parecido a la leche en vez de leche como toman ellos», comparó después.

Recordó varias de sus visitas a San Juan durante su presidencia y festejó el reencuentro con la militancia. «Para quien ha militado desde muy joven, siempre en el mismo lugar, este recibimiento y poder mirarlos a los ojos con la convicción de que nunca me olvidaron porque nunca los traicioné, esa es la vinculación entre el pueblo y los dirigentes, poder mirarlos a los ojos y decirles gracias», cerró el discurso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =