Crece la vocación en el FdT de proclamar un “Nunca Más”

El Senado nacional convirtió el miércoles pasado en ley la sostenibilidad de la deuda pública emitida bajo legislación extranjera con voto unánime de todos los bloques. Fue la primera votación conjunta —relevante— de las dos grandes fuerzas parlamentarias en la era Alberto F. El Ejecutivo nacional ahora tiene manos más libres para negociar un nuevo acuerdo con los bonistas y el FMI. El Congreso autorizó a prorrogar la vigencia de la jurisdicción extranjera, aunque sin renunciar a la inmunidad de bienes que afecten a servicios públicos esenciales dentro y fuera del país: como el Banco Central de la República Argentina (BCRA). También se limitan las comisiones que cobrarían los bancos involucrados a un máximo del 0,1 por ciento del monto negociado.

El debate por la deuda, con todo, recién empieza. Al nivel más alto del gobierno crece la vocación de ir a fondo con la investigación de los detalles sobre cómo se expandió en los últimos cuatro años. El sábado, en La Habana (Cuba), Cristina Kirchner expuso la frase preferida del momento, el “Nunca Más a la deuda externa”. Y construyó la esperable analogía con la frase del fiscal Julio Cesar Strassera cuando culminó su alegato en el juicio a la Junta Militar, en 1985: “Nunca más”.

En los pasos que siga el directorio del BCRA estará la clave sobre la definición práctica del eslogan político del “Nunca Más”. Cristina, quien aprovechó el viaje a la isla para presentar su libro Sinceramente (además de visitar a su hija Florencia), dio pistas sobre otro aspecto también explosivo de la Argentina de Mauricio Macri: impulsar una “investigación sobre el aumento desproporcionado de las tarifas” de los servicios públicos entre 2016 y 2019. “Alberto lo va a hacer”, aseguró.

El acuerdo por las siempre reclamadas políticas de Estado que llegó a ambas Cámaras en las últimas semanas, sin embargo, se trata apenas de un espejismo. La discusión por la deuda va creciendo al calor de las negociaciones, toma vuelo, y el acuerdo transitorio por la sostenibilidad no evitará el arduo debate político, más temprano que tarde. Son dos modelos políticos ideológicos que conviven con incomodidad y en constante fricción en la Argentina.

Ya en el recinto del Senado, incluso con voto unánime, se expusieron las versiones contrapuestas sobre cómo y por qué se generó la deuda, quiénes son responsables.

“Tenemos que acordar políticas de Estado y decir nunca más a la deuda externa” planteó María de los Angeles Sacnun, la única de los tres senadores santafesinos que tomó la palabra el miércoles. “Quiero hablar de la matriz ideológica de la deuda, porque tomar deuda para desarrollo económico no es necesariamente malo. El problema es que Macri tomó deuda y favoreció la fuga de capitales”, agregó.

En contrario, el formoseño Luis Naidenoff fustigó al bloque mayoritario. “Se instala la idea de que siempre responsabilizamos al pasado, es lo más cómodo”, dijo. Y luego agregó: “Nos hacemos cargo de lo que nos tocó gestionar. Nos endeudamos porque hubiera sido peor un ajuste, la deuda fue para financiar al Estado”.

Luego, el radical y jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado señaló: “Algunos no asumen que son oficialismo, pero venimos a dar el apoyo al país que está en una encrucijada. Acompañaremos, como lo hicimos en 2005 y 2010”. Aludió, de ese modo, a los canjes y quitas de la deuda que realizaron los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner para desactivar el default que dejó la era de la convertibilidad de Carlos Menem y, posteriormente, de Fernando de la Rúa.

Al cabo, el bloque de Juntos por el Cambio se apoya de manera constante sobre una narrativa donde la “responsabilidad por la deuda es del conjunto de la sociedad argentina”.

El peronismo kirchnerista contrapone los datos concretos sobre qué gobiernos contrajeron deuda externa y qué otros gobiernos la redujeron.

En el primer bloque se anotan los gobiernos militares, liberales y de derecha, mientras que los gobiernos peronistas, de centro izquierda, en promedio, tendieron a reducir el peso de la deuda en relación al PBI.

Marcha contra el FMI en Rosario

Como consecuencia de la llegada de la misión del FMI a la Argentina, organizaciones sociales, sindicales y políticas de Rosario y la región se movilizarán el miércoles próximo. Y lo harán bajo la consigna “La deuda es con el pueblo, no con el FMI”. Por eso, hoy, a las 12, brindarán una conferencia de prensa en el Sindicato de Municipales (Entre Ríos 1242).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 3 =