Coronda marchó para pedir justicia por Yamila Franco

En el círculo íntimo de la chica que falleció el 31 de julio subyacen muchas dudas sobre el caso y exigen más explicaciones a la Justicia.

Más de un centenar de corondinos marcharon hoy junto a la familia y amigos de Yamila Franco, la joven de 23 años fallecida el 31 de julio en circunstancias poco claras. Si bien la Justicia se inclina por la hipótesis de un suicidio, en su círculo íntimo subyacen muchas dudas sobre el caso y exigen más explicaciones. “Hoy nuestro reclamo lo realizamos a la Justicia. Llevamos adelante esta lucha para pedir que se esclarezcan los hechos que derivaron en la muerte de Yamila”, dijo Ismael, uno de los hermanos de la chica fallecida por el impacto de un proyectil disparado desde un rifle de aire comprimido.

“Tenemos muchas dudas sobre lo que ocurrió en realidad. Necesitamos que se hable de ella, que brinden más información y que se cuente la verdad. No queremos encontrar culpables y acusar, solo pedimos que se haga justicia porque ella y nuestra familia lo merece. Pedimos precisiones sobre los hechos, no queremos que pase el tiempo y su muerte no tenga respuesta alguna”, dijo el hermano a los presentes a través de un megáfono frente a la sede de la Fiscalía Penal de Coronda.

Tras la marcha que recorrió la avenida San Martín, Ismael elevó el reclamo que luego sus abogados entregaron en mesa de entrada de los Tribunales. En ese texto reclaman por no haber tenido la posibilidad de ver a la joven y no tener posibilidad de despedirla. “Es importante despedirse de un ser querido y procesar ese duelo. No se notificó lo sucedido. Su familia la hubiera asistido ante cualquier cosa que a ella le hubiese ocurrido. Ella tenía una familia, madre, abuela, tíos, primos, hermanos y un hijo”, sostuvo.

Y añadió: “Es increíble lo que estamos viviendo. Ocultaron y no dieron respuesta alguna. Tenemos nuestras dudas, no creemos en las hipótesis, ella tenía proyectos, había cumplido metas y no nos cierra para nada todo esto. No nos parece para nada correcto cómo se manejaron las cosas desde un principio. No es la manera y esto no nos deja tranquilos, hay incertidumbre, preguntas y muchísimas dudas. Queremos conocer la verdad, esta familia y la memoria de Yamila lo merecen”.

El caso

Yamila fue hallada por su pareja, un joven de 24 años empleado del Servicio Penitenciario Provincial, el viernes 31 de julio en su casa en Coronda. El caso se analiza como un posible suicidio y para establecer cómo fueron sus últimas horas, la familia de la joven impulsa el reclamo de justicia acompañada por organizaciones de defensa de los derechos de la mujer.

El resultado de la autopsia confirmó que la muerte se produjo por la entrada por la parte costal de la munición que ingreso al cuerpo de Yamila sin tocar parte ósea, pero dañó órganos vitales como un pulmón y el corazón, ocasionando así una gran pérdida de sangre que derivo en la descompensación total de su organismo y luego la muerte.

Los investigadores aguardan ahora los informes que solicitaron relacionados a los antecedentes y conducta personal del joven que era su pareja y la comprobación de un estudio caligráfico sobre una escrito que habría dejado Yamila, para corroborar si es auténtico.

“Aunque todo parece indicar de que se trata de un suicidio, se inició la investigación y se prosigue como si se tratara de un posible femicidio. Se analiza si la mujer fue víctima de un hecho violento por parte de un tercero”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 14 =