Comerciantes exigen más controles en el ingreso de motos al área central

La Asociación Casco Histórico de Rosario hizo público un listado de acciones necesarias para mejorar, fortalecer y embellecer la zona más emblemática de la ciudad. El comunicado contiene once puntos aglutinantes que exponen la mirada crítica de vecinos y comerciantes, a corto plazo, con una nómina de requerimientos que abarcan temas centrales para el sector. Entre las principales consideraciones, se destaca la necesidad de perfeccionar la seguridad pública en ese área, con operativos más efectivos que puedan controlar el ingreso de motos, ya que denuncian que muchas veces son utilizadas como medio para cometer una gran cantidad de ilícitos.

En la solicitud, reclaman criterios más desarrollados de inversión y planificación del espacio público; poner en valor las áreas deprimidas urbanísticamente; y mejorar la calidad del transporte público y la circulación de personas, con accesibilidad y seguridad para quienes transitan a diario esa zona vital del comercio de la ciudad. En ese sentido, deslizan la necesidad de desalentar el uso del vehículo particular para venir al centro, para disfrutarlo a pie, dando lugar a situaciones de análisis, debates o replanteos sobre algunos preceptos establecidos con anterioridad.

Para poder llevar adelante estas inquietudes, se apunta la conveniencia de desarrollar escenarios de articulación con vecinos, comerciantes e inversores privados, para poder rediseñar políticas públicas, ya sea a nivel nacional, provincial o municipal.

La agenda para transformar el casco histórico incluye once puntos clave.

Seguridad pública: Esta agrupación pretende que el centro vuelva a tener el esplendor que supo tener en el pasado. Piden comercios con puertas abiertas y funcionando hasta altas horas de la noche. Marcan la necesidad de contar con más locales gastronómicos. Entienden que el uso público le otorgará mejores condiciones de seguridad. En ese punto, reclaman con vehemencia más controles en el ingreso de motos al área central, porque en muchos casos derivan en robos, asaltos, y ataques.

Obras públicas: Exigen un plan de inversión y planificación del espacio público para poner en valor las zonas deprimidas. Entienden que esas acciones pueden atraer más inversiones. En ese sentido, apuntaron la necesidad de rescatar el inicio de peatonal Córdoba, desde Laprida; la plaza Montenegro; y puntualizaron con énfasis la necesidad de retomar la obra de recambio de solados en la peatonal San Martín, entre Rioja y Mendoza. El referente de la Asociación, Fabio Acosta, destacó que “es una obra muy solicitada por comerciantes, propietarios y transeúntes, prometida públicamente y no cumplida por la gestión anterior”.

Servicios públicos y movilidad: Desde su perspectiva, resolver de manera sustentable la movilidad vehicular particular es un eje vital. Se necesitan mejoras en frecuencias y calidad del transporte público y para la circulación de personas. También avances en accesibilidad y seguridad para el peatón. Proponen la semaforización de los cruces en peatonales y la colocación de señalética indicativa de los cruces de centros comerciales, como en las galerías del complejo sobre calle Sarmiento. En otro orden, apuntan que la carga y descarga representa un verdadero problema.

Producción y cultura: Solicitan profundizar las ayudas del Banco Municipal a los pequeños comercios y crear una mesa permanente en esa entidad. Proponen conformar un calendario de actividades culturales en espacios a cielo abierto disponibles, como la plaza Montenegro, con el objetivo de atraer personas y turistas, y mejorar la actividad comercial.

Espacio público: Remarcan que para embellecer la estética general hacen faltan mejoras en el mobiliario urbano y nuevos criterios de parquización en la zona del microcentro con sus peatonales y sectores semipeatonalizados.

Consensos

Control y convivencia: Resaltan que se necesita una resolución de manera consensuada entre los actores que disputan el espacio público. Apuntan que hace falta una normativa para controlar la venta en la vía pública, y para evitar conflictos entre manteros y vendedores.

Residuos: Subrayan que el casco histórico es una de las zonas de la ciudad que más residuos genera. “En el sistema actual de contenedores, hay muchos mal ubicados y se van desbordado”, precisaron.

Distrito: Destacan la labor de ese centro durante los últimos años, en la búsqueda de consensos y en la articulación de la relación entre el Ejecutivo, los vecinos, los comerciantes y las instituciones, como marco de discusión de proyectos y para solucionar conflictos.

Edificios de valor patrimonial: Puntualizan la necesidad de fortalecer los controles del Estado de estas propiedades, para evitar accidentes y daños a transeúntes, y para no terminar en situaciones de deterioro muy peligrosas.

El tren: Apoyan fuertemente la posibilidad de regreso de la Estación Rosario Central. Entienden que ese medio permitiría acceder al casco histórico de manera más ágil, económica, y con bajo impacto en el medio ambiente. Apuntan que esa alternativa desalentaría el uso del vehículo particular para venir al centro y otorgaría la chance de disfrutarlo a pie.

Retomar el plan: Denuncian que el programa de revitalización del casco histórico fue lanzado dos veces por la gestión anterior y que sólo se cumplió en parte. Falta el entorno de la plaza 25 de Mayo, del hotel Savoy, el teatro La Comedia y la conexión física de galerías comerciales del complejo sobre San Martín y Sarmiento al 800.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + veinte =