Colazo sería el nuevo pasajero

Las negociaciones por el tema refuerzos no sólo no se detuvieron, sino que en los últimos días se aceleraron. En medio de la necesidad por cerrar definitivamente la llegada de Lucas Gamba, desde la dirigencia de Central pisaron el acelerador y anoche quedaron muy cerca de sellar el arribo de Nicolás Colazo. Es más, a última hora de ayer había quienes pensaban que el acuerdo podía ser total y que el futbolista nacido en Boca y que jugó la última Superliga para Tigre estaría hoy en Rosario para hacerse la revisión médica correspondiente. La idea es sumarlo un año a préstamo. Paralelo a esa negociación en la que se trabajó mucho fue en el tema Gamba. Es que en la tarde de ayer se habló de “complicación” y ya entrada la noche el discurso cambió y esas mismas voces indicaron que el acuerdo ya era total, sobre todo entre Huracán y Olimpia. No obstante, teniendo en cuenta las partes intervinientes, hasta que el delantero no llegue a la ciudad, por más que sobre optimismo, nadie se atreve a afirmar que será refuerzo canalla.

   Varios dirigentes trabajaron hasta última hora de ayer en el tema Colazo. Es que hubo un pedido especial de parte del entrenador Diego Cocca, quien solicitó un jugador para cubrir la banda izquierda. De confirmarse, habrá que ver en qué posición lo tiene pensado el técnico canalla. Es que Colazo se desempeñó algunos partidos como marcador de punta por izquierda, pero la mayoría de las veces lo hizo como mediocampista.

   En ese sentido hay muchas especulaciones en relación a que la llegada de Colazo le permitirá a Central abrirle las puertas a Alfonso Parot en caso de que llegue alguna propuesta que seduzca. Hasta el momento el único interés fue de Universidad Católica de Chile, pero en Arroyito consideraron “insuficiente” la oferta. Pero lo dicho, si bien Colazo puede cumplir esa función, su fuerte está más del medio hacia adelante, posición en la que jugó precisamente en Tigre.

   A esta altura de su carrera lo que sí tiene Colazo es experiencia, sobre todo por esos primeros años en los que vistió la camiseta xeneize. En el medio tuvo un paso por All Boys (a préstamo), mientras que los otros clubes en los que jugó fueron Melbourne City de Australia, Gimnasia y Esgrima La Plata, Aris Salónica de Grecia y su reciente paso por el club de Victoria, donde se consagró campeón de la Copa Superliga.

   Si todo transcurre por los carriles normales, tal como esperan en Central, es probable que el futbolista, de 29 años (nacido el 8 de julio de 1990), esté hoy mismo en Rosario. Claro que para ello deberán cerrar los detalles por los que estuvieron trabajando hasta anoche mismo.

   De todas formas en Arroyito consideran que el zurdo será un nuevo refuerzo para Cocca, luego de que pase la revisión médica y firme su contrato, por un año a préstamo.

Optimismo por Gamba

Lo que hubo ayer también fue una ardua negociación en el tema Gamba. Es que Central tuvo que interceder en la conversación entre Huracán y Olimpia de Paraguay en medio de una puja en la que ambos clubes no lograban ponerse de acuerdo. Durante la tarde hubo cierta preocupación porque la negociación no se destrababa, pero entrada la noche el optimismo fue ganando terreno, luego de una comunicación que recibieron de parte de Huracán, en la que informaron que con Olimpia ya estaba “todo arreglado”.

   En este caso en particular lo que hay es muchísima cautela, sobre todo por la mala relación que existe entre Huracán y Olimpia. Central cumplió con su parte y acordó con el Globo y el futbolista, pero hay una parte de la historia de la que queda afuera, que es lo que concierne a quemeros y paraguayos.

   El hecho de que sea una relación tripartita se debe a que además del dinero que Central le abonará a Huracán por el 80 por ciento del pase del atacante (el otro 20 le pertenece al jugador) hay una compensación que Huracán debe tener con Olimpia (por el pase del defensor Raúl Salcedo) y otra que los paraguayos tienen con los canallas por José Leguizamón.

   Anoche ese llamado de parte de Huracán fue tomado con alegría, pero esperarán hasta hoy para que todo lo acordado de palabra quede rubricado en los papeles. Si eso ocurre, el próximo paso será el viaje de Gamba a Rosario para ponerse a disposición de Cocca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 20 =