CFK sumó a Adolfo Rodríguez Saá al Senado y pidió unidad a su bloque

Dicen que fue ella; otros, endilgan la maniobra a él. Lo cierto es que ayer la vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, reunió al bloque del Frente de Todos en el Senado, cuerpo que presidirá en menos de una semana, y la sorpresa fue la incorporación del puntano Adolfo Rodríguez Saá. La flamante adhesión, señalaron algunos observadores, fue urdida por Máximo Kirchner. Así las cosas, el bloque del FdT logró sumar 40 legisladoras y legisladores sobre un total de 72 bancas.

La bancada mayoritaria en realidad suma 42 pero CFK presidirá la Cámara y debe restarse la banca que ocupa el tucumano José Alperovich, con licencia ante una grave denuncia de abuso sexual.

La reunión de ayer no sólo fue la presentación del bloque sino también de la nueva incorporación: Adolfo Rodríguez Saá. Con él la bancada albergará tres ex presidentes, la del puntano, CFK y Carlos Menem.

Justamente en el video de presentación de los integrantes del bloque se podía observar que Menem y Rodríguez Saá conversaban animadamente, sentados uno junto al otro.

Cuando se lanzó la campaña presidencial, Rodríguez Saá se acercó a la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio, conformada por el presidente Mauricio Macri y el senador peronista Miguel Angel Pichetto.

Sin embargo, ayer y a seis días del recambio parlamentario, el ex gobernador y ex presidente de la Nación formalizó su ingreso a la bancada de la mayoría.

Según publicó el portal Infobae, Rodríguez Saá no había acordado su incorporación la semana pasada cuando el bloque se creó. Ni siquiera había tenido un contacto formal para sumarse. Durante la jura de senadores, el miércoles pasado, se saludó con Máximo Kirchner y quedaron en hablar más adelante. Ese encuentro se concretó este martes y el final de la conversación fue su incorporación al bloque de unidad.

La foto del bloque del FdT en el Senado le otorga espesura a un armado diverso pero que además muestra unidad y voluntad política en apoyo a la gestión del próximo presidente, Alberto Fernández, por parte de los gobernadores.

La reunión fue breve, duró poco más de media hora. Allí, Cristina Kirchner destacó la unidad del peronismo como un valor necesario para “trabajar por un proyecto político y dejar de lado mezquindades”. Y pidió no repetir “los errores que nos llevaron a la división y a las derrotas de 2015 y de 2017 en provincia de Buenos Aires”.

Con Michetti

Tras la reunión con el bloque Cristina Kirchner tuvo otro encuentro que atrajo las miradas. Fue con la actual vicepresidenta y titular saliente del Senado, Gabriela Michetti.

Entre los temas, se descuenta que hablaron sobre el traspaso del próximo martes aunque voceros cercanos a CFK lo negaron.

La semana pasada pareció resolverse la cuestión en un a reunión entre el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y Santiago Cafiero, quien futuro ministro coordinador.

Entre Peña y Cafiero, según trascendió, se habría resuelto que Michetti le tome juramento a CFK y a Mauricio Macri, y luego el presidente le pase los atributos a su sucesor. Pero esto fue desmentido por el entorno de la vicepresidenta entrante.

Desde los equipos técnicos del FdT quieren que Michetti le tome juramento a la vicepresidenta electa y luego ella a Alberto Fernández

Los voceros de CFK dijeron ayer que ambas funcionarias “conversaron a nivel personal”. Sin dudas, lo querían era poder mostrar una foto de ellas sonrientes luego de años de compartir sesiones donde no faltaron los cruces y asperezas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − dos =