Casi no viajan a la Olimpíada Internacional de Física, pero volvieron con honores

Los rosarinos que participaron de la Olimpíada Internacional de Física, que se realizó en Israel, llegaron el martes a Rosario, cansados pero felices. Representaron al país y lograron excelentes puntajes. No les fue fácil llegar a la competencia, porque el comité ejecutivo de la especialidad no avaló el viaje, pero el presidente Mauricio Macri apoyó la participación, y hoy son parte de los mejores estudiantes de física del mundo.

Juan Recoaro, alumno de sexto año del Politécnico, y Facundo Leguizamón de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Rosario, (UNR) junto con Gastón Francois (del Colegio Industrial de Santa Fe), representaron a la Argentina en la 50° Olimpiada Internacional de Física que se realizó del 7 al 15 de julio en Tel Aviv. Compitieron en pruebas de altísima exigencia con chicos de 78 países. Recoaro logró una mención de honor y Leguizamón estuvo muy cerca.

“Nos costó mucho llegar a la competencia internacional”, contó Recoaro ya en Rosario, donde al día siguiente de llegar comenzó la pasantía que debe hacer para terminar el secundario.

El problema se había suscitado cuando el Comité Ejecutivo de las Olimpíadas de Física de Argentina, que tiene sede en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), desestimó la participación de los estudiantes locales. “Todavía no entendemos qué pasó, y no nos dieron ninguna explicación”, señaló el estudiante de 18 años.

Durante cuatro meses los estudiantes hicieron reclamos y campañas a través de las redes sociales para obtener el apoyo del Ministerio de Educación de la Nación.

Finalmente, lograron hablar con el presidente de la Nación. Lo abordaron en el aeropuerto de Fisherton cuando el mandatario llegó a la ciudad con motivo del Día de la Bandera.

Ese día, el presidente les confirmó que viajarían. Es más, los felicitó por la posibilidad de participar en este certamen internacional.

Esto sucedió en las últimas fechas que tenían para inscribirse, y por eso los rosarinos tuvieron sólo ocho días para prepararse cuando otros dedican dos años. Así y todo, el rendimiento fue notable y reconocido con honores.

En Israel

“Fue la Olimpíada más difícil de la historia”, reconoció Recoaro, quien años anteriores también participó de fases internacionales. “Lo hablamos entre los participantes; esta vez el nivel fue muy alto, y la verdad es que nos fue muy bien teniendo en cuenta el poco tiempo que tuvimos para entrenarnos, si no tal vez podríamos haber obtenido mejores resultados”, aseguró.

Más allá de la competencia, el estudiante contó que vivió una experiencia única. “Además de la cuestión académica, tuvimos varias instancias de integración cultural y de intercambio que estuvieron muy buenas y enriquecedoras”, señaló el joven.

Contó que pudieron recorrer algunos lugares históricos, además de presentarse a las pruebas teóricas y experimentales.

Ya en la competencia, desde el comité organizador les confesaron que les llamó la atención que se hubieran inscripto a último momento. “Nosotros no entendemos qué pasó”, señalo el joven.

Incertidumbre

En octubre del año pasado, los estudiantes fueron los mejores rankeados en la Olimpíada Nacional de Física, organizada por la Facultad de Matemática, Astronomía y Física (Famaf) de la UNC. Eso les daba derecho para integrar la selección que iba a ir a la olimpíada internacional. Pero pasó el verano y no recibieron noticias de cuándo iban a comenzar a entrenar.

En febrero, la Secretaría de Asuntos Estudiantiles de la UNR y el profesor Juan Farina, jefe del Departamento de Física del Politécnico, comenzaron a enviar mails a los coordinadores de la Olimpíada Nacional de la disciplina y recién el 20 de junio tuvieron la confirmación de que podrían viajar. Ahora están entre los mejores del mundo.

Intercambio cultural

La Olimpíada Internacional (IPhO) es una competencia individual para estudiantes de nivel medio, donde cada país que participa es invitado por el ministro de Educación del país sede. Actualmente, el Comité Olímpico Internacional está integrado por más de cincuenta países. La competencia consta de dos pruebas, una teórica y otra experimental. Es necesario prepararse mucho para competir en estos encuentros, porque se los considera de gran importancia para el prestigio internacional en materia de educación. Además, la Olimpíada Internacional es una excelente oportunidad de intercambio cultural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =