Carreras denuncia discriminación por los casos de coronavirus

La denuncia fue realizada públicamente por el vicepresidente comunal, Walter Pettinari, a partir de los seis casos detectados en la localidad.

El vicepresidente comunal de Carreras, Walter Pettinari, denunció este mediodía que el pueblo sufre discriminación de localidades vecinas a partir de que se conocieran los seis casos positivos de coronavirus. También aseguró que la localidad distante a 118 kilómetros de Rosario volvió a fase 1 y su economía volvió a paralizarse, ya que es una población que vive prácticamente de la actividad agropecuaria.

La situación de alerta en este poblado de 2 mil habitantes surgió a partir de que se detectaran cinco casos más de coronavirus por la pandemia luego de que se conociera el primer contagio confirmado en un transportista que suele hacer viajes de Firmat a Buenos Aires. Sin embargo, Pettinari aseguró que siempre se tomaron todas las medidas sanitarias correspondientes en el ingreso al pueblo y que el caso de origen fue producto de un “accidente”.”El pueblo se solidarizó con esta familia, pero somos discriminados por pueblos vecinos. Hay pacientes oncológicos que si no van con un hisopado negativo no los atienden, mientras que a otras personas que deben realizarse estudios los rechazan y no los dejan entrar”, denunció Pettinari en el programa “Una tarde perfecta”, de LT8.

Pettinari comentó que la situación del pueblo es delicada, ya que la mayoría de los habitantes vive del campo. Y a raíz de este brote de coronavirus, la comuna tuvo que volver a restringir todas las actividades. “Muchos trabajan y viven en el campo, todo el mundo entendió que esto fue un accidente, más allá de que se tomaron todas las medidas. Nadie sale del pueblo, restringimos todas las actividades y el pueblo volvió a la fase 1”

Por otra parte, el vicepresidente comunal lamentó la aparición de casos de coronavirus en la comuna al asegurar que cuentan con un estricto control sanitario en el ingreso al poblado, que se compone por una desinfección de agua clorada a los vehículos, toma de temperatura y un cuestionario con preguntas de rigor. “En el ingreso al pueblo tenemos un control muy estricto. Y lamentablemente esta persona comenzó a manifestar síntomas a las 48 horas”, comentó.

A partir de ese caso inicial, la comuna comenzó a realizar un árbol con posibles contagios y así se llegó a aislar a quienes tuvieron contacto estrecho con el camionero, quien se encuentra internado en el hospital San Martín de Firmat y evoluciona de manera favorable. Ahora resta esperar los 14 días de cuarentena para saber si en el pueblo se registran nuevos casos positivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − once =