Carrasco.

#QuedateEnCasa–#MRAudiovisualTeAcompaña

El Hospital Carrasco, que surgió en 1897 como casa de aislamiento para enfermedades infectocontagiosas, posee algunas ventajas arquitectónicas que fueron fundamentales para que sea designado como referencia en tratamientos de casos sospechosos de coronavirus.

Pero además, su directora, Gabriela Quintanilla, señala que también cuenta con una rica historia ligada al combate de esas patologías, que le permitió desarrollar grupos de trabajo especializados en la materia.

“El hospital lleva un acervo genético del manejo infeccioso desde que se creó hace 120 años como leprosario. Esto permitió generar equipos profesionales multidisciplinarios muy resilientes y preparados para la atención de estas patologías y del aislamiento respiratorio”, explicó.

Quintanilla nombró, entre las batallas sanitarias que libró el colectivo, su importante rol en la epidemia de gripe A y el tratamiento de pacientes con tuberculosis. En ese sentido, destacó al grupo de profesionales de la salud, tanto enfermeros como médicos, “que voluntariamente atienden de forma diaria los consultorios de sospechosos de Covid de forma altruista y generosa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 3 =