Avanzan las causas que impulsa la Empresa Provincial de la Energía

La Justicia sigue adelante el proceso de investigación sobre el caso denominado la “EPE Paralela”. Desde el mes de octubre del año anterior se vienen llevando una gran cantidad de constataciones en la ciudad de Rosario y en los alrededores. La causa está caratulada como “asociación ilícita y fraude a la administración pública”.

La fiscalía regional de la segunda circunscripción, en los dos ultimos años, viene realizando diversos allanamientos a cargo de la fiscal de investigación y juicio, Valeria Haurigot, en los domicilios de los comercios que surgen de las escuchas telefónicas correspondientes que fueron desgrabadas por las autoridades judiciales.

En todos los servicios de energía eléctrica en los que se constataron conexiones directas o medidores adulterados, se retiraron los servicios. Uno de los datos llamativos que también surge de las escuchas en las intervenciones telefónicas, es que una de las líneas involucradas pertenece al sindicato de Luz y Fuerza de Rosario.

En el marco de las causas denunciadas por el presidente del directorio, también se encuentra la investigación por el robo de cables en la Estación Transformadora Sur. Con respecto al caso del robo de 4 toneladas de cables, en esa dependencia ubicada en las calles Huemul y la Vincha, de Rosario, tras el trabajo judicial de las últimas semanas resultó imputado un empleado de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) por encubrimiento agravado.

En este marco, se esperan nuevas imputaciones vinculadas a las causas, ya que ambas se desarrollan con jurisdicción en la ciudad de Rosario, a cargo del Ministerio Público de la Acusación.

La denuncia

Vale recodar que, en mayo de 2018, el presidente de la EPE llevó a cabo la denuncia en el Ministerio Público de la Acusación por haber tomado conocimiento de que una persona, posiblemente electricista, efectuaba conexiones irregulares en comercios e industrias de la ciudad de Rosario.

La misma fue radicada el día 9, en la Unidad de NN, con Marcelo Vienna como fiscal interviniente junto a la brigada operativa judicial, a través de la cual se solicitó la intervención de las líneas telefónicas de los involucrados, de donde surgieron varios domicilios de los comercios que requerían “aparentemente” este tipo de conexiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 10 =