Así actúa el gigoló de F. L. Beltrán que tiene captura internacional

“Hace un trabajo de hormiga. Te saca datos, información personal, y después te produce un desastre económico”, graficó, una de las víctimas, respecto a la forma de operar del gigoló de Fray Luis Beltrán, quien realizó una importante cantidad de estafas en el Gran Rosario y que incluso tiene pedido de captura internacional por haber llevado a cabo maniobras fraudulentas en Chile. Gianina Are asegura que es una de las víctimas del hombre que fue identificado como Gino y que tiene 35 años. Reveló que la estafa supera los 300 mil pesos, puesto que el gigoló abrió una cuenta bancaria a nombre de su marido y que sacó 41 créditos.”En el Veraz figura un monto de más de 300 mil pesos. Pero no sabemos si es el número definitivo porque cuando fuimos al banco a ver los movimientos de la cuenta que abrió a nombre de mi marido figuraban 41 créditos”, manifestó.

A la hora de explicar cómo actúa el acusado de estafador, aclaró: “A mí no me conquistó ni nada. Lo conocí por su pareja, a quien conquistó hace unos años. Yo organizo eventos, y les estaba planificando el casamiento. Ahí lo conocí y empezamos a entablar una relación de amistad. El realmente es un conquistador, pero no solo de mujeres, sino de personas. Es carismático, simpático y te termina cayendo bien. Ese es su engaño, empezar a atrapar a la gente”.

“Después se te mete en tu casa. Es muy sigiloso. Muy inteligente. Y ahí empieza a trabajar. Hace un trabajo de hormiga. Te saca datos, información personal, y después te hace un desastre económico, que es lo que nos pasó a nosotros”, agregó.

Gianina contó que el engaño se produjo en la intimidad de su hogar “mientras le organizaba el casamiento, y como la conozco hace años a su pareja, le abrí las puertas de mi casa. Venían a comer. Y así le sacó los datos personales a mi marido. Con eso pidió créditos en financieras que tienen mucha facilidad para otorgarlos. Son casas importantes y reconocidas”, relató.

En ese sentido, valoró que “lo peor que hizo fue abrirse una cuenta en un banco de San Lorenzo a nombre de mi marido. Lo hizo por teléfono. Me lo corroboró el gerente del banco. Y no me facilitan la documentación. Hay un vacío en el medio que perjudicó a los damnificados y lo beneficia a él”.

“Sacó varios créditos y abrió una cuenta a nombre de mi marido. Ahora estamos intimados y hostigados, porque nos llaman todo el día para reclamarnos que paguemos, y nos dicen que nos van a embargar el sueldo”, agregó.Gianina contó que se está asesorando con un abogado y pidió que “cualquier víctima se anime a denunciarlo. Me escribieron muchas personas perjudicadas. Esto no viene de ahora sino de 2014, pero fueron desestimadas las causas. Si nos unimos se va a llegar a algo. Quiero creer en la Justicia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 6 =