Apresan a una pareja venezolana acusada de vaciar un cajero automático

Los ciudadanos venezolanos Saddam José C.S.y Lisett Dayana F.J. fueron imputados por el fiscal de la Unidad de Investigación y Juicio Matías Ocariz por una estafa cometida en abril pasado cuando, por medio de un ardid informático conocido como jakcpotting, desvalijaron un cajero automático instalado en un supermercado de zona oeste. La pareja fue traída a Rosario desde Salta, donde también fue imputada por hechos similares, y tras la audiencia llevada a la ciudad de Córdoba donde eran buscados por estafas idénticas.

El cajero automático se halla en el supermercado “La Gallega” de Eva Perón y Circunvalación, donde el 9 de abril los imputados junto a otra persona alteraron de manera planificada el funcionamiento del cajero automático que les expendió la totalidad de los billetes que se encontraban depositados, un total de 144 mil pesos. Trasladados a Salta, quedaron detenidos por tentativa de estafa al ser capturados in fraganti.

Los imputados, según trascendió, habían logrado perpetrar la maniobra en localidades de Córdoba, Santa Fe, Salta y Buenos Aires. En tanto Saddam José C.S. presenta pedido de captura internacional desde México.

El fiscal Ocariz puntualizó que los reconocieron por medio del “modus operandi y por las filmaciones de la cámara del cajero”. Y confió que “el hombre tiene hechos en Capital Fedreal, Lomas de Zamora y Santa Fe”.

En Rosario, el juez Héctor Núñez Cartelle les dictó prisión preventiva efectiva por el plazo de ley a ambos imputados pero por medio de un exhorto judicial fueron trasladados a Córdoba la tarde de ayer.

Afuera de los bancos

El jackpotting es un ardid que se extendió entre 2017 y 2018 en Asia, Europa y México y consiste en lograr un acceso físico al cajero automático al utilizar un endoscopio con un teléfono móvil para identificar las conexiones internas. De esta forma logran establecer la conexión necesaria con una notebook que utilizan para instalar el malware, un virus que es reconocido como válido por la máquina por el cual los sistemas informáticos son forzados a entregar grandes sumas de dinero.

Las firmas NCR y Diebold Nixdorf son dos de los fabricantes de cajeros automáticos afectados con los ataques de acuerdo al sitio Krebs on Security y basado en un reporte realizado por el Servicio Secreto estadounidense en 2013, cuando el malware PloutusD. fue reportado por la empresa Symantec en casos denunciados en México, principalmente en cajeros que funcionan fuera de las instituciones bancarias, tales como estacionamientos o centros comerciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + diecisiete =