Alemania suma presión contra el glifosato

La ministra alemana de Agricultura, Julia Klockner, espera que se deje de usar glifosato en la Unión Europea (UE) a más tardar a partir de 2022, según dijo a un periódico alemán.

“No hay que partir de la base de que después de 2022 aún exista una mayoría a favor de prolongar el uso del glifosato”, señaló. Sin embargo, opinó que antes de esa fecha hay poco margen de maniobra.Esta sustancia está sospechada de causar cáncer y de acuerdo con estudios afecta la diversidad de especies por tratarse de un llamado “herbicida total”.

La ministra de Medio Ambiente de Alemania, Svenja Schulze, advirtió reiteradamente que Alemania no puede prohibir el uso del glifosato de forma unilateral porque violaría el derecho de la UE, debido a que los países del bloque prolongaron la autorización del controvertido herbicida hasta fines de 2022.

Un portavoz de su ministerio dijo a principios de mes que la salida de Alemania se producirá “como está acordado en el acuerdo de coalición” y “de forma paulatina hasta a más tardar 2023”.

“La mayoría de las aplicaciones ya las vamos a reducir claramente antes. Para ello nos atendremos a la ley de la UE vigente”, acotó.

Austria fue el primer país de la UE en prohibir el empleo de glifosato a principios de julio. Hay controversia en torno a si esto es conciliable con el derecho de la UE.

El gobierno alemán quiere presentar para septiembre un plan para el manejo del glifosato. Hace más de un año, Klockner había hecho propuestas y también Schulze había presentado planes. El tema suele enfrentar a los dos ministerios. El vice de Los Verdes Oliver Krischer criticó a Klockner. “La ministra se pierde en excusas poco convincentes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + catorce =