Ahora, a pelear el fixture y buscar un partido más de local


Kudelka deberá mantener al equipo con una localía fuerte en el Coloso. Cocca debe darle a Central una mayor contundencia jugando en el Gigante de Arroyito.

Ya está. Quedan tres semanas y un día para que la Superliga de 24 equipos empiece a jugarse como estaba previsto desde hace un año: nada de cambios. Ahora sólo importa el fixture de 23 partidos y ahí estará el primer gran desafío, porque las primeras quejas que empezarán a oírse serán en torno a qué equipos les tocará jugar un partido más de local: 12 o 11.

Un detalle que será clave para los que suelen hacer pesar la localía. Tanto para pelear el título y las clasificaciones a las copas como para el gran riesgo de perder la categoría con los 4 descensos que en esta temporada 2019/2020 atemoriza tanto a Central como a Newell’s, que hoy están a la par aunque los rojinegros tendrían un punto más debajo de la manga, en la teoría se lo debe la AFA después de recuperar 2 en el TAS. Y con el promedio tan bajo, los rosarinos (a 1 de Patronato y dos por arriba de Gimnasia) están a una distancia de 5 puntos (de Lanús y Argentinos) de los que están por arriba de los 4 últimos sin contar a los ascendidos (Arsenal y Central Córdoba de Santiago del Estero) que arrancan de cero; a 6 unidades de otros dos (Colón y Banfield), a 7 de un comprometido más (Estudiantes) y dividiendo distinto que el restante rival (Aldosivi) que peleará por salir de abajo.

Entonces, un torneo aparte de 12 equipos para 4 descensos: dificilísimo para canallas y leprosos. El 30 de marzo finalizará este torneo pero no el sufrimiento, porque quedarán otros 11 cotejos por zona de la Copa Superliga, o 12 si se agrega un clásico. Ahí habrá otro tema de discusión: los integrantes de cada zona (no será lo mismo poder restarles puntos enfrentando a los que pelean por lo mismo que tenerlos en la vereda opuesta) y si no hay igual cantidad de partidos de local y visitante, como también si se juega el clásico en qué cancha se juega.

   El tema clave sobre la continuidad del promedio ya pasó. Bajan 4 y no 2. Todos por la “bendita” tabla que muchos quisieron desterrar, obviamentre la mayoría de los comprometidos este año. Tampoco prosperó una promoción. Entonces, a pelearla. Primero en la Superliga. Newell’s y Central deberán tratar de conseguir la localía en 12 partidos de la Superliga y no en 11. Es que si bien después pueden compensar en el armado del segundo torneo de la temporada, no será lo mismo llegar mejor o peor parado al minitorneo dividido en dos zonas.

   El fixture no se sortea hace años, pese a que existen tablas estipuladas para tal fin. La televisión marca el ritmo. Que el clásico de la fecha, que el partido destacado para horarios importantes, que los equipos grandes, que los equipos chicos, que los medianos, que los intermedios. Todo se tiene en cuenta. También es para entrar a mirar para atrás y si en el torneo pasado contra quién jugó un equipo de local o visitante para cambiar la localía, por ejemplo en el último clásico rosarino el local fue Newell’s y el próximo debería ser en Arroyito. La lepra jugó 12 veces de local y 13 de visitante, ahora le tocaría al revés. Y el canalla contó con 13 partidos en el Gigante y 12 afuera.

   Y de esto hay que hablar ya. El fixture por lo general se conoce 15 días antes, y quedan 22 días para el 26 de julio.

   De los partidos ante los 11 que pelearán el promedio, Central viene de ser anfitrión ante Banfield, Colón, Estudiantes y Aldosivi. Por lo tanto debería visitarlos. Y al revés, tendría que recibir a Gimnasia, Patronato, Argentinos, Lanús y Newell’s.

   Y los rojinegros deberían jugar en el Coloso frente a Estudiantes, Colón, Aldosivi, Unión, Gimnasia y Banfield, para visitar a Lanús, Argentinos, Patronato y Central.

   En tanto, también ya hay que tener en cuenta que en la Copa Superliga, en principio, se dividirán en zonas según clásicos y ahí deberán verse los adversarios que toquen. Obviamente los rosarinos van por separado, como los equipos de La Plata, lo mismo que Lanús-Banfield. Después la suerte para unos u otros de que les toque Colón (el clásico es con Unión) y Argentinos (con Vélez). Los otros dependerán con quién sean igualados santiagueños, paranaenses y marplatenses, como también Arsenal. Claro, y los partidos ante los que no peleen el promedio pero sí el título, como por ejemplo Boca (Central tendría que ser local) y River (Newell’s debería ser su anfitrión).

   Todo por arrancar peleando por no descender. Por arrancar entre los últimos cuando los descensos serán para 4 equipos y por promedio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =