Abordaje en gabinete de piel reactiva.

ESTÉTICA.

La piel sensible, es una piel predispuesta a reaccionar, irritandose, congestionandose, ante la más pequeña agresión.
Según estudios, el 50% de las mujeres y el 30% de los varones, afirman presentar este tipo de piel.
La piel es el único órgano que está expuesto al medioambiente, estando muchas veces en contacto con sustancias nocivas, todo esto la hace más vulnerable.
La sensibilidad puede estar presente en cualquier tipo de piel, desde la niñez hasta la adultez.

CARACTERISTICAS

  • Piel fina, blanca, delicada.
  • apariencia cutánea frágil
  • piel seca( déficit de grasa y humedad)
  • enrojecimiento frecuente(cuperosis)
  • textura no uniforme, con escamas, erupciones
  • no es un tipo de piel propensa a comedores
  • aparición prematura de arrugas.

Factores externos que influyen en la piel sensible:

  • clima
  • sol
  • polución
  • compuestos químicos
  • ciertos cosméticos
  • algunos medicamentos
    Otras causas:
  • genéticas
  • alérgicas
    Los profesionales de la cosmetología, cumplen con dos objetivos cuando tratan a este tipo de piel:
  • evitar la irritación
  • tratar la reactividad cutánea.
    Desde la cosmetología, se recomienda trabajar con productos que no sean agresivos con la piel, en lo que es mantenimiento en el hogar, utilizar:
  • sustancias calmantes
  • sustancias descongestiona
  • suavizantes
  • extractos vegetales( manzanilla, caléndula, vid.)
    Consulta a tu Cosmiatra de confianza para el tratamiento personalizado, siempre.

*Por–Marcela Dinorfo–MR Servicios Audiovisuales .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 13 =